Cirugía Reproductiva

 

Cirugia reproductiva

Se encarga de corregir quirúrgicamente alteraciones anatómicas, ya sea congénito o bien adquirido, con el fin de restablecer la función reproductiva.

Existen dos grandes modalidades, la primera es mediante un abordaje denominado laparotomía, y la segunda es el abordaje de mínima invasión conocido como Endoscopía, pudiendo ser Laparoscopía o bien Histeroscopía.

Laparotomía

Se realiza mediante una insición abdominal lo que nos permite tener una acceso directo a la cavidad pélvica y sus estructuras. Debido a que es un procedimiento abierto, se requiere de estancia intra-hospitalaria y un periodo mayor de recuperación.

Laparoscopía

Es un procedimiento considerado de mínima invasión donde a través de pequeñas incisiones en la pared abdominal y con la utilización de una lente se ingresa a la cavidad pélvica, permitiendo tener una mejor visualización de las estructuras, y en su caso realizar procedimiento complementarios.

Histeroscopía

Es igualmente un procedimiento de mínima invasión que tiene como finalidad la visualización de la cavidad uterina para evaluar el interior del útero tanto en forma como en función. Ambos procedimientos se realizan en unidades de corta estancia y por lo general no requieren de recuperación hospitalaria, es decir la paciente es dada de alta unas horas después de haberse realizado el procedimiento si este así lo permite siendo el tiempo total de recuperación mas corto que en los casos de cirugía.